Salvador Oñate Barrón es un joven empresario oriundo de León, Guanajuato, quien de la mano de su padre ha desarrollado empresas de la talla de Autos Soni.

Salvador Oñate Barrón se ha forjado un gran nombre en el sector empresarial de México, principalmente por estar a la cabeza de grandes proyectos, como el de la Agencia Nissan Soni Insurgentes.

Esta innovadora filial le prestará servicio a los autos Nissan Leaf que circulen por la Ciudad de México, y también contará con dos puntos de recarga rápida de altísima calidad.

Salvador Oñate Barrón: clave del éxito de Soni Insurgentes

La inversión inherente a este proyecto fue de 100 millones de pesos, lo cual deja en evidencia el enorme compromiso que tiene Salvador Oñate Barrón con el éxito de esta nueva agencia en CDMX.

Durante el evento inaugural, el leonés estuvo acompañado por su padre, así como por otras personalidades como el Presidente y Director General de Nissan Mexicana, José Luis Valls, y el Vicepresidente de Nissan Américas, William Krueger.

Salvador Oñate Barrón aprovechó la oportunidad para informar que esta inversión ha sido una de las más grandes en torno a una agencia Nissan, específicamente en esta zona del sur de la Ciudad de México.

Salvador Oñate Barrón a la cabeza del proyecto

Salvador Oñate Barrón, al igual que todos los presentes, estuvo al tanto de que la filial cuenta con dos pisos y con una sala de exhibición de 8.000 metros cuadrados.

Además, se conoció que está localizada en una excelente zona de Guadalupe Inn, lo cual le aporta exclusividad y prestigio a la agencia.

En definitiva, el propósito de Salvador Oñate Barrón y de su padre es brindarle una gran experiencia de servicio a todos los usuarios de la marca que mantengan relaciones con la Agencia Soni Insurgentes.

Sin duda, Salvador Oñate Barrón es un gran emprendedor y empresario mexicano, y todo apunta a que seguirá trabajando sin parar durante los próximos años para seguir promoviendo proyectos de suma trascendencia a nivel nacional.

Salvador Oñate Barrón se crece como empresario

Deja un comentario